EL EQUIPO DEL MFC ES:

  • COMUNIDAD HUMANA:

Con unión y cordialidad. Donde se viva sinceridad y confianza. Donde se comparta preocupación y ayuda mutua. Actitud de escucha, discreción.

 

  • COMUNIDAD DE FORMACIÓN:

Para trabajar en grupo. Para profundizar un temario de trabajo. Para superarse y perfeccionarse personal y conyugalmente. Para enriquecernos y fortalecer la vida matrimonial y familiar. Utilizando, como metodología, el diálogo y el intercambio de experiencias.

 

  • COMUNIDAD DE FE:

Oración personal, conyugal y comunitaria. Reflexión sobre la Palabra, los valores evangélicos. Coherencia entre nuestro pensar y nuestro hacer como cristianos.
Celebración de la fe. Asesoramiento y apoyo mutuo.

 

  • COMUNIDAD COMPROMETIDA:

Como miembros de la Iglesia, en su tarea evangelizadora. Como miembros de la sociedad, impregnando como laicos las estructuras del mundo. Como miembros del MFC, en tareas específicas de la familia, desde la experiencia conyugal, familiar y comunitaria.

 

  • OBJETIVOS DEL EQUIPO:

El desarrollo integral de la persona, del matrimonio y de la familia. La formación humana y cristiana actualizada y permanente. La preparación para acercarse a la realidad con un espíritu crítico nacido de la fe. Vivir la fe en comunidad y proyectarla en la acción en todos los ambientes sociales.

 

  • MOMENTOS DE SUS REUNIONES:

Intercambio de ideas y opiniones sobre el tema a tratar. Oración, que lleva a hablar con Dios y abrirse a Él. Compromiso para que el diálogo mantenido entre los asistentes no se quede en mera palabrería, ni la oración en puro sentimentalismo. Revisión tanto de la propia vida y de los cambios que estamos llevando como del compromiso adquirido voluntariamente en la reunión anterior.

 

  • ACTITUDES BÁSICAS DE SUS MIEMBROS:

Asiduidad y puntualidad, con el tema debidamente preparado. Capacidad de escucha y aceptación. Disponibilidad para la ayuda y acogida sin reservas. Corresponsabilidad Discreción ante las intimidades